constante mantiene los ojos y la mente en alerta. Las personas que
viajan ven la belleza donde el resto sólo ve cosas ordinarias. Esta habilidad les pertenece a los grandes fotógrafos y a los escritores poéticos, también sirve como fertilizante del jardín donde crece la inspiración.



9. Confían en sí mismos

Las personas que viajan mucho aprenden a confiar en sí mismos y creen que pueden lograr cualquier cosa que deseen. Esto los ayuda a ser persistentes ante los obstáculos y a recuperarse mejor de los fracasos.



Como llegar al peñol y su leyenda del dragon

10. Entienden mejor las diferencias entre las personas y son más tolerantes

large
Los viajeros siempre están conociendo gente nueva. Se vuelven buenos para interrogar y aprender sobre las personas y sus opiniones. Las preguntas salen de forma natural debido a la gran curiosidad que tienen y a su deseo de conocer sobre los lugares que visitan. Todo esto lleva a grandes conversaciones que los ayudarán a entender y aceptar otras perspectivas. Hacen amigos con facilidad y muchos los quieren a causa de ello.

11. Saben vivir en el momento

Aprender a vivir en el momento presenta muchos beneficios mentales y físicos. Los viajeros frecuentes saben que el tiempo que pasan en un lugar avanza muy rápido. Esto los ayuda a vivir en el momento más que al promedio de las personas.

12. Sonríen más y se sienten felices más a menudo

large-14
Los estudios demuestran que viajar nos hace felices. Los viajeros frecuentes sonríen más que el promedio, porque exploran nuevos lugares con mayor regularidad. Se sienten felices porque tienen la oportunidad de conocer a personas diferentes, ver paisajes increíbles y comer delicioso. Esa habilidad de vivir en el momento contribuye a su felicidad.

Como llegar a la laguna del Tesoro del Dorado

13. Entienden la importancia de saber escuchar

Esta es una habilidad vital que le resulta muy difícil a las personas. Aprender a enfocarse y escuchar lo que nos dicen es importante para ser exitosos en nuestras vidas. Lograr el éxito depende de construir relaciones; y construirlas requiere entender a las personas. Los viajeros saben que necesitan escuchar a los otros para entenderlos bien.

14. Juzgan menos y sienten más empatía

large-19
Los viajeros frecuentes aprenden a mostrar empatía y a ser menos sentenciosos. La empatía resulta de una voluntad de entender, y las personas que viajan encuentran esa voluntad de manera natural. Los grandes líderes saben que entender al resto genera lealtad y ayuda a avanzar al negocio.

15. Saben ahorrar y gastar sabiamente

Los viajeros frecuentes saben en qué lugares su dinero servirá más. Al hacer que el mundo sea tu hogar, puedes escoger los lugares a los que vas dependiendo del costo de vida. Las personas que viajan y trabajan pueden ganar menos y vivir bien en muchos países. 

visto en http://guiamochileros.com/